Cargando

Ometusco Sound Machine, el otro lado de las grabaciones

Un disco es la materialización de un idea, de un proyecto, de un sueño. Ese mismo disco es un producto de trabajo duro por parte de todos los involucrados, tanto liricistas como beatmakers tienen un peso importante para que el track sea justo como lo imaginan, pero el trabajo ahí no termina, se necesitan apretar las últimas tuercas para que el track más allá de ser como se lo imaginan, este debe quedar perfecto. Y es ahí donde el estudio de grabación (y todos sus involucrados) se vuelve el último filtro para que esos tracks puedan ver la luz.

Detrás de este proyecto, se encuentra el estudio de grabación y producción Ometusco Sound Machine. La aventura musical comenzó en la Ciudad de México, fundado por Charlot, Febe Esquerra y Frank Wild (Dj Bulla) en el año 2012. Después de estar dando el rol por varias ciudades alrededor del mundo y de experimentar la música cada quién desde su flanco, deciden armar este espacio que termina convirtiéndose en un santuario, en un punto de encuentro clave para la escena musical de la ciudad.

Febe viene de un entorno enfocado a la música electrónica, Charlot esta dedicado 100% al Hip Hop y Frank viene de un background mucho más orientado al Dancehall y los ritmos caribeños, no conforme con eso, Frank remata siendo un as en la post producción de audio. De este modo los tres fundadores de este estudio, logran crear un sonido robusto que envuelve los tracks producidos en ese estudio.

Con diversas perspectivas y diferentes influencias musicales, Ometusco Sound Machine es un estudio con muchos colores y matices musicales que lo hacen único en su tipo; llamando la atención entre diferentes perfiles dentro de la industria musical como Matias Aguayo, Zombies In Miami, DiscoRuido, Pato Watson, Clapping Hand, Alemán, Danger, Adan Cruz, Eptos, Hadrian, entre otros.
Esta combinación sonora hace del estudio un lugar con diversos matices musicales, listos para detonar creatividad entre los visitantes. Este detalle es altamente apreciado ya que, aun cuando es un estudio de proyecto, son extremadamente versátiles en su trabajo.

Phono y Ometusco Sound Machine se unieron para crear una pieza colaborativa entre diferentes MC’s y beatmakers para ponerle soundtrack a las obras muralistas que nos han brindado identidad como sociedad.

La labor del estudio dentro de Voz Contra Muro resultó en una experiencia sumamente enriquecedora para todos los participantes gracias a su versatilidad. El sonido que Ometusco imprime en el compilado es un sonido que está bien amalgamado entre una y otra canción, sin embargo, cada uno de los artistas tomó cada mural como propio y lo llevo a su interpretación y lenguaje.

Voz Contra Muro es un proyecto que acerca el muralismo a la cultura hip hop y, que a su vez, estos dos se acercan al público en general de manera que estas piezas musicales fungen como un legado cultural y turístico.

 

Volver a las NOTAS

Regresar